SEXZ

Amiga, beber alcohol no tiene por qué aumentar tu deseo sexual

Portada_DeseoSexualyAlcohol

Otro día más en Tik Tok, otro día más con informaciones sospechosas. Esta vez de la mano de la cuenta: @saravazquezramos. La joven estudiante de medicina, con poco más de 1900 seguidores en la red social de moda, ha conseguido viralizar un vídeo donde habla sobre el aumento del deseo sexual que tienen las mujeres al beber alcohol

 

“El alcohol provoca un aumento de la testosterona en las mujeres y esta hormona hace que se incremente el deseo sexual”. Así comienza el vídeo donde explica las alteraciones que desencadena el consumo de alcohol en las mujeres, pero ¿es cierto? 

 

Los expertos y los estudios se contradicen entre sí. Por un lado, la sexóloga y psicóloga, Arola Poch, @arolapoch, afirma que el alcohol es un depresor del sistema nervioso central. Esto hace que las funciones del cerebro vayan más lentas y tengamos la sensación de estar en una nube. Hecho que se da al desaparecer los filtros racionales y nos provoca una sensación de desinhibición, al mismo tiempo que aumentan nuestros niveles de seguridad. Pero no te equivoques, que estés más lanzada no significa que tu deseo sexual haya aumentado

 

Según el estudio “Sex hormone response to alcohol”, publicado en la revista Nature en 1994, es cierto que los niveles de testosterona, generalmente bajos en las mujeres cis, aumentan al tomarse un par de birras con los colegas, aunque como dice el famoso refrán: “todo lo que sube, baja”. 

 

¿Y qué pasa con eso? Pues así como el incremento de esta hormona -que también se produce durante y justo antes de la ovulación- aumenta la libido a.k.a. el deseo sexual, al disminuir los niveles también disminuyen las ganas de tener relaciones sexuales. 

 

Estas incongruencias difundidas por Tik Tok, lo único que hacen es crear la ilusión de que el consumo de alcohol está ligado a la excitación sexual, pero fisiológicamente esto no se da. La sexóloga Arola Poch explica que “el alcohol provoca que haya menos lubricación en la zona genital y que la percepción del placer sea menos intensa. Además, dificulta la llegada al orgasmo o que este se sienta de forma más potente”.

 

Por tanto, hay que tener en cuenta que el impacto psicológico y fisiológico del consumo de alcohol no es el mismo. Tal y como se detalla en el artículo “Efectos indirectos de la intoxicación aguda por alcohol en la asunción de riesgos sexuales: las funciones de la excitación sexual subjetiva y fisiológica”, publicado en la plataforma científica SpringerLink

 

La falta de unanimidad entre las fuentes no permite verificar la información. Pero, lo que sí que podemos afirmar es que si te tomas más de dos cervezas, tu cuerpo y tu cerebro no se ponen de acuerdo. Por ello, no te emborraches con la intención de disfrutar más de las relaciones sexuales porque no siempre es así. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.