VIRALZ

¿Cómo detectar los cuerpos retocados de l@s influencers?

szabolcs-toth-0U41Mg8Q_HU-unsplash

Frente a la realidad de un cuerpo con todas sus imperfecciones humanas y naturales, es común sentirse decepcionado cuando lo que ves en el espejo no coincide con la versión ideal – y furtivamente editada – del cuerpazo que tu ‘influencer’ favorito comparte en sus redes.

 

En julio de 2021, Noruega fue pionero aprobando una ley que prohíbe a los ‘influencers’ y a las marcas publicar imágenes retocadas en redes sociales sin avisar a sus seguidores. Según el gobierno noruego, el razonamiento detrás de la ley es que la edición de fotos ‘encubierta’ “juega con la inseguridad social, la mala conciencia, la baja autoestima o contribuye a la presión corporal”.

 

Aunque otros países como el Reino Unido pretenden seguir los pasos del país nórdico, todavía queda mucho por hacer y no son pocos los ‘influencers’ que siguen distorsionando o retocando sus cuerpos y rostros en las redes, transmitiendo a sus seguidores unos estándares de belleza irreales e inalcanzables.

 

Los verificadores somos conscientes de que no es fácil discernir aquellas imágenes que han pasado por la ‘chapa y pintura’ digital, ya que en algunos casos los retoques están tan bien hechos que resulta difícil separar la realidad de la ficción. Pero no te preocupes, porque desde Factz te lanzamos unos tips para que no te la cuelen.

 

(1)   Presta atención a los detalles: utiliza el zoom

Ya, sabemos que este consejo parece extremadamente vago, pero este es el primer – y esencial – requisito para convertirte en un ávido ‘forense digital’. Por ello, la primera técnica para averiguar si una imagen está manipulada es simplemente mirarla. Lo que parece real en el tamaño de visualización normal puede detectarse como claramente falso cuando se ve de cerca.

 

Los ‘influencers’ no te lo van a poner fácil y las evidencias de sus retoques corporales serán sutiles, por lo que tendrás que analizar cada imagen al mínimo detalle. A continuación, te explicamos qué elementos en particular debes tener en cuenta en tu tarea para desenmascararlos.

 

(2)   Atento al píxel

El píxel es el elemento más pequeño de una imagen digital y, a veces, el talón de Aquiles de las imágenes retocadas. La edición de una foto suele causar distorsión digital en forma de pixelación. Cuando una imagen es grande, es difícil apreciarla, pero en fotos de tamaño mediano y pequeño pueden detectarse fácilmente la pixelación y los puntos de distorsión que son un signo perfecto de una imagen alterada.

 

(3)   Ojo con los ángulos y la perspectiva

Aunque los ‘influencers’ se las arreglen para alterar disimuladamente lo que quieren, es posible que, en el proceso de creación de un culazo o una cintura de avispa falsos, acaben deformando otros elementos de la imagen. En este sentido, prestar atención a distorsiones sospechosas en el contorno del cuerpo o el fondo de la imagen es clave para cazar un post ‘photoshopeado’. 

 

(4)   Las herramientas de verificación de imágenes, tu mejor aliado

Por último – aunque no necesariamente en este orden – os recomendamos otra forma de detectar si una imagen ha sido manipulada: utilizar herramientas de análisis de fotografías. Sitios web como ‘FotoForensics’ e ‘Image Edited?’ son herramientas gratuitas y sencillas de análisis que llegan donde el ojo humano no lo hace y te podrán ayudar a detectar manipulaciones ocultas a simple vista.

Leave a Reply

Your email address will not be published.